domingo, 17 de septiembre de 2017

Fondo dels Vidrers al Ordal

Como cada año, la vendimia me supone un parón casi total de actividad, por lo que aprovechamos este domingo para salir a dar un pequeño paseo por la zona del Ordal. La ruta la empezamos en el núcleo de El Pago y vamos a buscar la subida al pueblo de Ordal por el Fondo dels Vidrers. Por este fondo transcurre una de las rutas vitícolas de Subirats, a lo largo del camino iremos encontrando diferentes carteles relacionados con la viña, variedades, clima y suelo.
Inicio de la ruta en la N-340.
Hoy serán todo caminos suaves entre viñas y bosque.
Indicador de la ruta vitivinícola.
La "reina" de las variedades blancas del Penedès.
Sin olvidar las siguientes...
...que completan el trío de variedades blancas.
El camino del Fondo dels Vidrers es muy sombreado y sin grandes pendientes, esto invita a caminar sin prisas y observar los diferentes tipos de vegetación. Con todo y que predomina claramente el pino blanco, las encinas y algunos robles luchan por conquistar su espacio. Como resulta que coincidimos con una batida de jabalíes procuramos no abandonar el camino principal, no vaya a ser que algún cazador sea de gatillo más fácil de lo recomendable.
Plafones explicando el clima de la zona...
... y los tipos de suelo más habituales.
Camino por el Fondo dels Vidrers.
Barraca "modernizada" al lado del camino.
Pasado el tramo acotado de la batida, más o menos a mitad de camino, encontramos algunas barraques de pedra seca, unas en mejor estado de conservación que otras. Ya al final del torrente, el paisaje se va abriendo conforme llegamos al Pla de Can Revella, justo debajo del pueblo de Ordal, donde nos reencontramos con los campos de viña.
Robles y encinas luchan contra el pino blanco.
Otra barraca, esta más autentica pero medio derruida.
Algún roble va ganando la batalla.
Un último plafón antes de dejar la ruta señalizada.
Llegando al Pla de Can Revella, de nuevo entre viñas.
La capilla de Sant Sebastià.
Aquí abandonamos la ruta vitivinícola para ir hacia la Font de la Capella. Es una fuente (normalmente seca) alrededor de la cual se ha construido una gruta artificial para albergar una imagen de la Mare de Déu de Llorda. Es un buen lugar para descansar una rato pero se echa en falta una fuente "de verdad" con agua y quizás algunos bancos o mesas.
Font de la Capella.
Interior de la gruta artificial.
El entorno es muy tranquilo.
Camino a Can Revella.
De la Font de la Capella sale recto el camino que, cruzando la N-340, lleva hasta Can Revella. La casa queda oculta en todo momento por los árboles pero por lo poco que se puede ver parece ser bastante grande y señorial. Siguiendo el camino que bordea Can Revella pasamos por al lado del cementerio de Ordal y enfilamos la bajada por el Torrent del Pi de Moió.
Cementerio de l'Ordal.
Bajada por el Torrent del Pi de Moió.
Casi todas las viñas ya están cosechadas.
Final del paseo en el núcleo de El Pago.
El camino de bajada va todo el rato al lado de la N-340, que queda oculta por el bosque. Sin embargo, el constante ruido del tránsito, aunque no es ensordecedor, rompe la tranquilidad de la bajada.
Distancia: 7,6 Km.
Desnivel acum.: +95 mts. -95 mts.

domingo, 13 de agosto de 2017

Tuc de Maubèrme (2.880 msnm)

Tras varias salidas por la zona de la Cerdanya, ahora le toca el turno a la Vall d'Arán. El margen derecho de la Vall d'Arán es una zona relativamente poco frecuentada. Casi todo el mundo va a la zona de Colomers, Restanca, Saboredo... El Tuc de Maubèrme promete unas vistas excepcionales en un entorno tranquilo y alejado de la masificación del Parc Nacional de Aiguestortes-Sant Maurici.
Dormimos en el Xalet-Refugi del CEC en Salardú y temprano enfilamos la pista que sube de Bagergue por el valle del Arriu Unhòla. La pista está en regular estado en algunos puntos pero, sin muchos apuros, llegamos con el coche hasta las Mines deth Plan de Tor. Cuando nos ponemos a caminar aún hace un fresco muy agradable y en una hora ya estamos en el Lac de Montoliu.
Empezando a caminar con el fresco de la mañana.
Vacas & friends, al fondo el Tuc dera Pincèla.
Magnífica vista del Lac de Montoliu dominado a la izquierda por el Tuc de Maubèrme.
Dejamos el lago a nuestra derecha y enfilamos hacia el collado que hay entre el Tuc de Crabes y el Maubèrme. El sendero continúa bien marcado y con una pendiente continuada pero no excesiva. Ya en el collado toca flanquear por debajo de la cara oeste del Maubèrme hasta alcanzar una canal pedregosa antes de la cresta oeste. Enfrente nuestro aparece toda la cabecera del Arriu Unhòla con los Estanhets de Maubèrme y el Estanh Long de Liat al fondo.
Dejamos atrás el lago.
Visto desde el collado del Tuc de Crabes.
Ahora toca flanquear.
Los  Estanhets de Maubèrme y el Estanh Long de Liat.
La canal hay que tomarla con calma, es un caos de roca en el que el sendero va haciendo eses. En algunos puntos la mezcla de arena y piedras de diferentes tamaños resbala un poco... ¡paciencia y un paso después de otro! Ya casi al final de la canal, el camino se desvía hacia la derecha por terreno algo más sólido y en pocos minutos llegamos a la cima.
Entrando a la canal cimera.
Un caos de rocas bastante podridas.
Tramo final al abandonar la canal.
Llegando a la cima.
Como el Maubèrme está algo retirado del eje central del Pirineo, la vista que ofrece es excepcional. Abarca desde la Pica d'Estats hasta el Vignemale, el Nèouvielle y el Midi de Bigorre. Casi enfrente, el macizo del Aneto nos muestra el lamentable estado de sus glaciares, este año tan caluroso agonizan lentamente y,  prácticamente, se ha partido ya en tres trozos.
Los inconfundibles hitos de la cima.
¡Foto de grupo como siempre!
El Lac de Montoliu abajo del todo.
Aneto... ¡su glaciar agoniza este año!
Tras comer algo, disfrutar de las vistas y las fotos de rigor iniciamos el descenso. Al igual que en la subida, el trozo de la canal hay que tomárselo con calma y vigilando donde se ponen los pies.
Comenzamos el descenso.
Ya hemos dejado atrás la canal.
El Tuc de Crabes.
El Tuc de Maubèrme, se ve la canal de acceso a la cima.
Al llegar al collado del Tuc de Crabes decidimos bajar hacia los Estanhets de Maubèrme, de esta manera alargamos un poco la excursión y variamos el paisaje. El sendero no está muy marcado pero no hay pérdida ya que está señalizado como GR. En este tramo se nos une una pareja con su hijo pequeño y su perro que también vienen del Maubèrme, vamos charlando toda la bajada hasta llegar al fondo del valle.
En los Estanhets de Maubèrme.
Al fondo el Estanh Long de Liat.
Otra foto de grupo... ¡sonreiiid!
En los llanos debajo del Estanh Long de Liat.
En los llanos que hay antes del Estanh Long de Liat nos juntamos con todos los turistas que suben a ver el lago. No es que sea una gran aglomeración pero, desde luego, mucha más gente de la que nos hemos encontrado el resto del día. Nos quedan un par de kilómetros por pista y llegamos al punto de inicio.
Este todoterreno tuvo un mal día.
En el Planhèth deth Pas Estret.
Vacas por todos lados.
Llegando a las Mines deth Plan de Tor.
Ya de bajada con el coche, paramos varias veces para hacer fotos del Arriu Unhòla y sus fantásticos colores, provocados por el mineral de hierro de la cabecera del valle. Una cerveza en Salardú y de vuelta a casa.
La Cabana des Calhaus.
El Arriu Unhòla.
Fantásticos los colores del río.
El mineral de hierro tiene la culpa
Distancia: 11,9 Km.
Desnivel acum.: +920 mts. -920 mts.